Xilófono Janod 4507605

La elección de un juguete para un niño de corta edad es una tarea complicada. La atención del niño se dirige a cualquier foco donde pueda estar algún efecto llamativo del mundo que está empezando a conocer. Los cambios que experimenta en el desarrollo intelectual y emocional en los primeros años pueden hacer cambiar el interés por algo en pocos meses.

Janod 4507605 - Xilófono de 15 teclas en madera y 2 baquetas [Importado de Alemania]

21,99
6 Nuevo Desde € 19,90
Envío gratuito
VER PRODUCTO
amazon.es
A partir de 2 December, 2018 5:01 pm GMT

Características

  • Juguete de madera
  • Para niños de 2 a 5 años
  • Xilófono de madera
  • Confetti ayuda a activar todos los sentidos y permite a los pequeños aprendices de músico a hacer sus pinitos en el mundo de la improvisación musical

Los juguetes deben llamar la atención del niño con formas sugerentes y colores llamativos. Es la funcionalidad que tenga la debe potenciar su imaginación y, como no, ha de ser un juguete seguro.

Los objetos que son productores de sonidos, como los instrumentos, provocan una respuesta que llevará a experimentar con él desde el primer momento. Es como si quisiera resolver el enigma que representa el resultado auditivo de una pequeña acción realizada con el juguete.

Características del Xilófono Janod 4507605

El Janod 4507605, según catálogo, es un xilófono de 15 teclas importado de Alemania. Viene con dos baquetas y tiene un buen tamaño 41.5 x 24 x 3.5 cm para esta clase de objetos de pedagogía musical o directamente podemos hablar de juguete educativo.

La virtud de la práctica musical se ve favorecida por bellos objetos que atraigan la inestable atención del niño. Sus cualidades para el arte musical entrarán en la prueba de medirse con un instrumento capaz de producir melodías reconocibles por todos.

En el hogar estos pequeños elementos educativos favorecen mucho la integración del mundo infantil en el entorno familiar. Como elemento decorativo en la habitación del niño estará siempre dispuesto cuando quiera reconocer en unas notas la melodía recordada.

El sentido melódico y rítmico crecen con cada ensayo con objetos tan accesibles como el que acabamos de presentar aquí.